¿SABÉS CUÁLES son las NECESIDADES de tu PERRO?

¿Alguna vez te preguntaste si satisfacés todas las necesidades de tu perro?

¿Sabés realmente cuáles son?

Si buscamos la definición de necesidad encontramos lo siguiente:


“Aquello a lo cual es imposible sustraerse, faltar o resistir.” O sea, básicamente, algo que no puede faltar.


Habrás escuchado en alguna oportunidad sobre la pirámide de Maslow. Maslow fue un psicólogo que, en el año 1943, en su obra llamada “Una teoría sobre la motivación humana” publicó una teoría sobre la jerarquía de las necesidades que tenemos los humanos la que fue muy importante en el campo de la psicología. Dicha teoría formula que a medida que se satisfacen las necesidades más básicas, las cuales están representadas en la parte inferior de la pirámide, desarrollamos necesidades más elevadas que necesitamos ir satisfaciendo.



Jerarquía de las necesidades humanas

Basándose en esto una adiestradora, Linda Michaels, creó una pirámide de las jerarquías de las necesidades… pero de los perros.

Jerarquía de necesidades CANINAS

  • Necesidades bilógicas: Son todas aquellas necesidades que le permiten mantener la homeostasis de su organismo. Son necesidades de carácter vital.


  • Necesidades emocionales: Se trata de emociones que el perro necesita sentir para desarrollarse de manera sana. Sentirse seguro, amado, tener confianza en sí mismo, y en aquellos que son sus referentes es casi tan importante para ser feliz como el tener agua para beber.


  • Necesidades sociales: Los perros, como animales gregarios que son, necesitan sentirse pertenecientes a un grupo social. No permitirles integrarse a un grupo ya sea con individuos de su propia especie o con humanos es privarlos de algo innato para ellos como seres sociales que son. Aislarlos (por ejemplo, perros que viven en un canil al fondo de una casa sin contacto social más que cuando les dan su alimento) es, sin lugar a dudas, una forma de maltrato.


  • Necesidades de entrenamiento amable: Al educar y/o adiestrar a un perro debemos tener presente todo el conjunto: que estamos tratando con seres sociales, emocionales, inteligentes y con necesidades biológicas vitales, e integrar esto a la base fundamental de nuestra metodología de trabajo.


  • Necesidades cognitivas: Lo perros son inteligentes y necesitan estar estimulados cognitivamente. La ausencia de nuevos aprendizajes, de retos, provoca aburrimiento lo cual deriva en problemas de ansiedad, trastornos compulsivos, entre otros problemas de conducta, incluso se puede llegar a la depresión.



Hasta hace no mucho tiempo, la atención se enfocaba principalmente y/o únicamente en satisfacer las necesidades biológicas de los perros, pero estas son solo la base necesaria para una tenencia mínimamente responsable. Actualmente existe abundante evidencia científica de que las necesidades emocionales, cognitivas y sociales de los perros son tan importantes como las nuestras, y que la falta de atención a cualquiera de estas áreas tiene un enorme impacto en su bienestar y felicidad.