Pirotecnia vs Perros


Lamentablemente al llegar las fiestas muchas personas no se conforman con reunirse en familia y amigos y divertirse, sino que consideran que sin pirotecnia la fiesta no está completa. Y digo “lamentablemente” porque muchos animales, en particular los perros que es lo que nos compete, lo sufren y mucho.


El oído canino es cuatro vez más sensible que el oído humano pudiendo registrar 35.000 vibraciones por segundo. Son capaces de captar sonidos completamente imperceptibles para nosotros lo que los hace mucho más sensibles en este aspecto.


Sabiendo esto, y sumado a que no comprenden lo que está sucediendo, no es difícil entender porqué la pirotecnia es tan dañina para ellos a nivel físico y emocional. Ante ésta los perros responden con ansiedad, miedo, muchas veces tendiendo al escape, pudiendo llegar incluso a la desesperación al no poder encontrar salida.


Si bien es importante tratar cada caso en particular creo importante brindar las siguientes recomendaciones generales para implementar en estos días tan delicados para nuestros perros:


- Prepararle una "zona de relajación" en la casa -procurar que sea en un espacio contenido (pequeño)- preferentemente un área que esté identificada como de descanso para el perro y en un lugar de la casa donde se encuentre lo más aislado posible de los ruidos provenientes del exterior. Evitar dejarlo en habitaciones donde haya objetos con los que pueda lastimarse como ser puertas con vidrio en donde en un momento de desesperación pueda hacerse daño, o terrazas desde donde pueda saltar (aunque esto no lo haga habitualmente hay que tener en cuenta que al sentir un elevado nivel de miedo puede intentar huir de cualquier manera). Contemplar normas de seguridad es vital en esta circunstancia.


- Colocarle en la zona de relajación su cucha, mantita, peluche, o lo que tenga como preferido para relajarse.


- Colocarle música tranquila con un volumen suficientemente elevado que pueda contrarrestar lo más posible el sonido de la pirotecnia. La música más adecuada para transmitir tranquilidad a nuestro perro es la clásica y dentro de ésta especialmente los solos de instrumentos con tempos lentos.


- Darle algo para morder con lo que pueda canalizar energía cuando comience a sentirse nervioso, un hueso de rodillla (si es que está acostumbrado a comerlos y no tiene problemas de posesión), un mordillo con el cual tironear con nosotros (por ejemplo cuerda trenzada) o un juguete de estimulación tipo Kong relleno de comida muy apetitosa son buenos ejemplos. Debe ser algo que le guste mucho.


- Los juegos de olfato son una excelente herramienta en estas situaciones de tanto estrés. Lo mejor es comenzar un poco antes de que empiece la hora pico de la pirotecnia para estimular la relajación. Si durante la pirotecnia accede a seguir buscando continuá con el juego pero tené en cuenta que si el nivel de miedo es muy elevado no querrá comer. Luego de la pirotecnia también es recomendable hacerlo ya que el utilizar el olfato lo ayuda a liberar el estrés acumulado.


Si queda solo en casa -lo cual no es lo recomendable- debes dejarlo en la zona de relajación.


Si por el contrario te quedás con tu perro (este es el mejor de los escenarios):


Si en el momento de la pirotecnia observás que responde con miedo (temblor, jadeo, pupilas dilatadas, son algunos síntomas) brindale contención emocional, permaneciendo junto tu perro, acariciándolo y hablándole con tranquilidad y seguridad. Conducilo a la zona de relajación que tendrás preparada para él. Si es necesario subir el volumen de la música, hacelo. Recomiendo permanecer junto a tu perro hablándole y, de nuevo, transmitiéndole seguridad. Nuestro estado emocional será de gran influencia en esta situación. En el caso de que el perro no huya y comience a activarse y ladrar (lo cual es una manera que encuentra de enfrentar la situación) una buena alternativa es comenzar a jugar con él con una pelota o mordillo para que canalice el estrés en una actividad positiva. Esto siempre dentro de casa.


En cualquiera de los dos escenarios aconsejo:


- Proporcionarle mucho ejercicio a lo largo del día (cuanto más cercano a la hora de la pirotecnia, mejor). Cuanto más cansado esté menor será el nivel de estrés que experimentará.


- Actualmente en el mercado existen difusores de feromonas cuyo efecto de reducción de estrés está comprobado.


- También existen camisetas de relajación ("ThunderShirt" o chaleco anti-estrés) que inducen a la relajación:



https://www.youtube.com/watch?time_continue=6&v=Vbsrw4ppMUM



Nuestro perro confía en nosotros, en nuestra guía y protección y es por ello que en esos momentos tenemos que proporcionarle seguridad y confianza. Si tenemos un buen vínculo tendremos todas las herramientas para hacerlo.


Esperemos que pronto podamos TODOS disfrutar de unas fiestas sin pirotecnia.

(Imagen extraída de la web)