ASESORÍA:

MI PERRO IDEAL

Incorporar un perro a nuestras vidas es una decisión importante que no debe tomarse a la ligera. Significa un compromiso y responsabilidad de por vida con ese nuevo integrante de la familia. 

 

Esa responsabilidad y compromiso comienzan desde antes de traerlo a casa decidiendo qué tipo de perro podrá adaptarse mejor a nuestro formato de vida y de igual forma asegurarnos que podremos satisfacer sus necesidades a todo nivel dependiendo de sus características.

 

Actualmente existen más de 200 razas de perros con una enorme variabilidad de características tanto físicas como comportamentales. A su vez, existe una importante cantidad de perros mestizos con características muy diversas e interesantes y que esperan una familia que los adopte.

 

En diversas oportunidades, personas nos han contactado porque "no saben qué hacer con su perro" y el problema de raíz es que no optaron por el perro más adecuado para ellos. Tal es el caso de familias que tienen un estilo de vida tranquilo y optaron por un Pitbull o un Labrador Retriever, familias que quieren un perro meramente de compañía y optaron por un Braco alemán, personas mayores que adquieren un cachorro, entre tantos otros casos.

 

Esta mala decisión incide en la calidad de vida del perro en primer lugar (él no tomó ninguna decisión) y de la familia en segundo lugar, quienes luego en lugar de disfrutar a su perro terminan viviendo la situación como un problema. 

 

Asesorase debidamente entonces significa evitarse futuros problemas y comenzar desde el inicio a disfrutar una experiencia que debe ser de las más hermosas de nuestras vidas.