¡Que este año sea mejor para todos los perros!


¡Que este sea un mejor año para todos los perros!


Que los dejemos salir a jugar con la lluvia y los charcos de agua. Un poco mojados los pisos de la casa al regreso no se compara con verlos disfrutar de esos momentos.


Que los dejemos explorar más. Llevémoslos a nuevos lugares con la regularidad que nos sea posible. Dejémosles conocer tantas cosas lindas y diferentes que hay en este mundo. Saltar, nadar, jugar con el viento. No solo nosotros disfrutamos de las nuevas experiencias y las nuevas sensaciones.


Que los dejemos romper más (solo un poquito). Muchos perros disfrutan de romper ciertas cosas que no suponen una tragedia. Algunos -como el caso de mi perra- disfruta como loca destrozando cajas de cartón, entonces cada vez que tengo le doy alguna (sin nada dentro ;) ). Algunos perros disfrutan de pinchar globos, de romper botellas de plástico, y muchas posibilidades más (siempre claro está no sea el caso de que se trague voluntariamente los pedazos). En fin, cada perro tiene sus preferencias. Claro que hay perros a los que no les gusta romper nada permitido, ¡para los que sería bueno buscarles algo que sí lo esté!, y para aquellos a los que sí, démosles luz verde.


Que les convidemos cosas ricas. ¿A que a nosotros no nos gustaría comer lo mismo cada día de nuestra vida? Que mal humor tendríamos... Y no me refiero a algunos premios que podamos darles cuando hacen bien algo que les pedimos. No. Me refiero a darles algo rico sin pedirles nada a cambio. Me refiero a compartir con ellos algo rico y punto. ¿O acaso a vos cada vez que te comés un postre te piden cumplas algún requisito a cambio? Hay perros que adoran comer una fruta (es genial ver lo maravilloso que puede volverse un melón), un trozo de carne, etc. ¿Posibilidades? Muchas. ¿Ellos? Contentísimos.


Que los dejemos ladrar un poco. He visto a tantas personas corregir a sus perros cada vez que dicen "guau". Ellos tienen el derecho a expresarse. Con esto no me refiero a que deban estar ladrando 24 hs, 7 días a la semana. Me refiero a que no son robots y que si quieren ladrar un rato lo puedan hacer. ¿O acaso a vos nunca te dan ganas de cantar, de descargar alguna cosa que otra en voz alta (sí, putear), de gritar cada vez que ves un partido de fútbol por tv o poner un poco alto ese tema de AC/DC - o Chopin, los perros lo disfrutan más - que te mueve la sangre?


Que puedan revolcarse en algo que no te haga del todo gracia, ¡pero seguro que a ellos mucha! Un buen charco de lodo por ejemplo... ¡eso es vida! A vos te supondrá un baño cuando regresen, nada espantoso. A ellos un disfrute increíble. Y no porque te lo diga yo. Basta con observarlos (y de paso aprender a disfrutar de las pequeñas cosas como ellos bien saben hacer).


Si cada vez escuchamos más por ahí que tenemos que aprender a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida sin tantas restricciones que nos imponemos, imaginate qué importante es permitirles a ellos disfrutarlas más siendo su vida tan corta y dependiendo tanto de nosotros como lo hacen.

Cada - día - cuenta.

Que este año seamos no solo más responsables para con ellos (cumpliendo sus necesidades básicas que muchísimos no tienen cubiertas y que son necesarias pero NO suficientes), sino más aventureros y empáticos, como individuos que son, procurando hacer de sus vidas algo más íntegramente interesante.


Que los dejemos ser más líderes de su propia vida.


Y bueno, oportunamente los chinos nos dan el "Año del perro". Habrá que hacerle honor.


En la foto mi perra, Marea, enchastrándose y disfrutando :)